En septiembre de 1996, BENESTAR abrió el primero de sus centros en Barcelona, con el objetivo de contribuir a la mejora estética y el bienestar de mujeres y hombres, mediante tratamientos de salud y belleza.

 

En estos veinte años BENESTAR ha conseguido, gracias a la combinación de la estética tradicional  con las últimas tecnologías, ser un centro de referencia en el sector siendo su prioridad ofrecer un trato cálido y profesional a todos sus clientes.

 

Conscientes de la oportunidad que representa su concepto de negocio, que se postula como uno de los mejores en el mundo de la estética actual, BENESTAR ofrece la posibilidad a empresarios y emprendedores de abrir una franquicia de la marca.

La garantía de calidad y gestión empresarial que ofrecen, proporciona tranquilidad a sus franquiciados,  que cuentan con el apoyo de la experiencia y trayectoria de los centros BENESTAR.

El éxito de sus franquicias se basa en un buen conocimiento del mercado, que ponen  a disposición del franquiciador –junto con el equipo de TOP TEN FRANQUICIAS- a través de un conjunto de profesionales altamente cualificados que le aportará las herramientas necesarias para gestionar con éxito su actividad a nivel empresarial y profesional.