Una franquicia que ya existe tiene facturación, marca reconocida, clientes, publicidad en medios… Si tu intención es emprender como empresario por cuenta propia ésta es una buena manera de hacerlo, a través de infraestructuras ya organizadas que están funcionando como son las Franquicias.

Tu tendrás los derechos de explotación de la marca así como todo el Know How de ella, pero la responsabilidad de la empresa es tuya. Serás el responsable de tu empresa como una empresa propia pero con todo el apoyo de un negocio que funciona.

La gran diferencia entre empezar con una empresa propia o con una franquicia es que con la franquicia te ahorras mucho trabajo de años de experiencia gracias al equipo de personas que hay detrás los cuales te ofrecen un servicio real en el día a día así como toda la asistencia técnica que requieras.

No siempre es necesario ser un experto en el sector que que te gustaría montar tu empresa. Otra de las ventajas de la Franquicia es que puedes desarrollar tu negocio sin tener los conocimientos del sector ya que Top Ten Franquicias, a través del Franquiciado, nos aseguramos que el nuevo empresario obtiene todas las herramientas de formación necesaria para tener un Plan Formativo continuado y de futuro, con el objetivo de que seas un buen gestor empresarial y te rodees de los mejores profesionales que puedas necesitar. Tu gestionas tu negocio de manera segura, sólida y solvente con los recursos humanos que necesites.

Screen Shot 2016-06-14 at 12.12.38

Emprender con una empresa propia no es fácil, pero en cambio ir de la mano con un negocio ya existente puede facilitarte mucho tu gestión del día a día y sobretodo el retorno de la inversión que se deba realizar.Screen Shot 2016-06-14 at 12.12.44